CODIGO DE ETICA DEL FERRETERO

Este código de ética se ha redactado de conformidad con el artículo 11 de los Estatutos Sociales de la Asociación de Ferreteros, Inc., fue conocido y aprobado por la Asamblea General Ordinaria de esta institución de fecha martes 25 de julio de 1995 y debe ser interpretado  como un instrumento esencialmente educativo, normativo y como un mecanismo de autorregulación.

CAPÍTULO I

Art. 1.
El ferretero acepta observar en su comportamiento comercial respeto por el honor, la dignidad, la moral y la integridad de sus clientes y relacionados.

Art. 2.
El comercio como tal, es una institución legal que obedece a mecanismos establecidos por la compra y venta de las mercancías, por tanto, el ferretero rehusará comprar mercancías con un origen desconocido o que no procedan de una entidad comercial legalmente establecida de la que pueda emanar una factura constatable y cierta.

Art. 3.
El ferretero se compromete a no alterar los precios de las mercancías en las facturas aún a solicitud de los clientes.

Art. 4.
El ferretero acepta como una de sus funciones el crear confianza y credibilidad en la sociedad, por tanto, se compromete a no adulterar la claridad, peso, medida o caracteres de la mercancía.

Art. 5.
Una de las funciones del ferretero, es orientar al cliente, por tanto, acepta que no debe desorientar, confundir o negar una información útil a los requerimientos del cliente.

Art. 6.
El ferretero se obliga a informar  a sus colegas sobre cualquier amenaza, acción delincuencial, persecución, o motivo que pueda crear algún efecto dañino para el comercio en general o el de su zona en particular.

Art. 7.
El ferretero se obliga a no emitir ninguna opinión, declaración o juicio de valor en presencia de clientes u otras personas que atenta contra la moral, el honor, la dignidad, o la integridad de algún compañero ferretero.

Art. 8.
El ferretero se obliga a no comprar ninguna mercancía aún con factura, que proceda del establecimiento de algún colega, sin antes haber recibido de éste la anuencia sobre la procedencia y el origen de esta mercancía.

Art. 9.
El ferretero no debe ofrecer informaciones comerciales favorables a personas o a empresas de las que se tenga la certeza de haber exhibido un comportamiento reñido con la moral y las buenas costumbres.

Art. 10.
El ferretero debe tener presente que es violatorio a la ética y a los estatutos de ASODEFE el no cumplir con los acuerdos comerciales convenidos con los colegas ferreteros.

Art. 11.
Es contrario a los principios de la ética el solicitarle facturas o cotizaciones a los clientes para tratar de darles mejores precios.

Art. 12.
Es contrario a los fines de la ética y del comercio vender mercancías sin los márgenes de servicios adecuados, ya que esto degrada la profesión de comerciante.

Art. 13. 
Es indebido el guardar silencio cuando alguien está emitiendo una crítica destructiva y por lo demás injusta contra el comercio ferretero, contra los socios de ASODEFE o contra ésta si se cuenta con la posibilidad de hacer uso conveniente de la palabra para contrarrestar ese daño.